lunes, 27 de diciembre de 2010

Una bonita historia, aunque algo triste.

Hace poco, mi hermana me envió este forward a mi correo. La verdad, cuando prácticamente, tus amigas/os, primos/as, compañeros/as (cursos pasados, de trabajo, etc..), y hasta tu propio padre, te manda casi diariamente varios correos de este tipo, llega un punto que desconectas de mirar o reenviar los correos en cadena (si, soy vaga hasta para eso y asi tengo la cuenta..). Pero, por pura casualidad, abrí este del que os hablo ya que me equivoqué al seleccionarlo, iba a mirar una compra hecha en internet, y como realmente me ha parecido una historia tan bonita, os la pongo aqui.


"Era una mañana agitada, sobre las 8:30, cuando un señor de unos 80 años, llegó al hospital para que le sacaran los puntos de su pulgar. El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am.
Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo. Lo ví mirando su reloj y decidí que, ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el exámen, comprobé que estaba curado; entonces le pedí a uno de los doctores algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida.
Mientras le realizaba las curaciones, le pregunté si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado. El señor me dijo que no, que necesitaba ir al geríatrico para desayunar con su esposa. Le pregunté por la salud de ella.
Me respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que pacedía de Alzheimer. Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde.
Respondió que hacia tiempo que ella no sabía quien era él, que hacía cinco años que ya no podía reconocerlo.
Me sorprendió, y entonces le pregunté: '¿Y usted sigue yendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quien es usted?'
El sonrió y me acarició la mano:
'Ella ya no sabe quien soy, pero yo aun sé quién es ella.'
Se me erizó la piel, y tuve que contener las lágrimas mientras él se iba, y pensé,'Ese es el tipo de Amor que quiero en mi Vida.'
El Amor Verdadero no es físico, ni romántico. El Amor Verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será.
La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo; ellos sólo hacen todo, lo mejor que pueden."

¿Qué os ha parecido? Da que pensar, ¿verdad?

2 comentarios:

Lola dijo...

No se si esa historia es verídica, pero es hermosa. Mi abuela tambien tiene alzheimer y voy siempre que puedo a verla aunque lleva muchos años q no me reconoce. Pero si en algun momento me reconociese se pondria muy contenta de tenerme a su lado.

RIZOSDECHOCOLATE dijo...

me ha llegado al corazón, casi se me saltan las lagrimillas y más hoy que estoy un poco plof.
Muy bonita la historia, puede ser que sea verdad o no, pero a mi me gustaría tener alguien así.